Batman en Chile

Batman en Chile

Enrique Lihn

Language:

Pages: 141

ISBN: 2:00216103

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


to my knowledge, unavailable in English--and sadly, it may never be....

----------

Enrique Lihn, chileno, conocido como uno de los más
importantes poetas latinoamericanos de hoy, había in-
cursionado también en el cuento y el ensayo.
Con Batman en Chile se inaugura en la novela.
El tema es de actualidad: el legendario rey de las his­
torietas viaja a Chile para hacerle un trabajito a la-C.I.A.
Tiene entreveros eróticos con la refrigerada Juana Som- '
mers, el efebo Robin sufre pesadillas con los bombar- .
déos en Vietnam y el héroe se desorienta ante una re­-
volución donde hasta los 'malos' son legales y donde
el poderoso Willie Morgan le debe indicar sus pasos.
La resurrección de la novela de aventuras, con su mar­
co ahora político, y teñida de un humor intencionado y
sutil, perra deleitar a lectores alertas.

----
from a journal article--i've copied all text that's available before the paywall. in the first paragraph, #1 refers to this book and the rest refers to Lihn's career. the second paragraph below begins discussing the plot....

The list could read: 1) a Batman comic strip made into a political melodrama; 2) a last minute materialisation of monumental socialist utopian modernism; 3) a dinner party in the countryside honouring the Tarzan actor Johnny Weissmüller; 4) an experimental documentary turned into a Western; and, last but not least, 5) a piglet strolling in the city centre, dressed in military attire. I admit the connections may seem vague, but somehow these erratic, apparently harmless and mostly forgotten actions that took place in Chile in the 1970s and 80s compose a discontinuous lineage of corrosively ironic engagement with political aesthetics. This slightly bizarre collection of 'provisional failures' constitutes a showcase of Chile's peculiar history of fragmented art tales, full of neo-Dadaist humour and unorthodox leftist critique.1

The Pop We Almost Left Behind

In 1973, a few months before Pinochet's military coup, Enrique Lihn's Batman en Chile was published in Buenos Aires.2 The book, a comic strip in the form of a novel, tells of the superhero's attempt to work on a top-secret assignment in Salvador Allende's Chile. The mission, devised by the CIA and the local right-wing elite, aimed to stop the advance of the 'red army' in South America, by using Batman as a key weapon. The novel opens with the superhero's arrival in Pudahuel airport and his immediate transport, in a private helicopter, to an exclusive welcome party in a Batcave-like mansion in the heart of the Andes. All the local guests, big and small, greet their hero dressed in unflattering Batmen outfits for security reasons. The look-alike crowd is a disturbing scene for the genuine Batman, who politely tries[...]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

egipcio, encarán­ dose a una zona limítrofe, en que los jardines parecían de arena. Sobre ese paisaje estéril, una luna del color del fondo de un brasero parecía apoyarse en la línea misma de los acan­ tilados, a la manera de un aerostato, que impresionaba por su ilusoria proximidad. Tal era la grandeza que exhibía allí su figura de bulto, extraordinariamente redonda y diabóli­ camente fría. Como recién llegada de la invisible noche boreal. —La luna —reiteró el dueño de casa, cuyos brazos enla­

Nación entera daba un vuelco en su favor, y . . . —Señorita Vanee —Willie Morgan en persona estaba a sus espaldas colgándole los aretes, en medio de las voces interrumpidas y las pantallas cegadas, con una sonrisa som­ bría— el helicóptero la espera en la terraza. Vaya por él y condúzcalo de inmediato a mis dominios, en La Reina. Evite estrictamente las aglomeraciones hasta de una sola persona. He impartido ya las instrucciones necesarias pa­ ra que pase desapercibido, de ser posible, hasta entre

algunas tareas por de­ lante, pero mientras cumplían con ellas Juana podía enrolarse donde faltaba un verdadero cerebro: en la División de Operaciones Domésticas dedicada a educar a los niños chi­ lenos en el odio a un gobierno antimperialista. Luego ella y él podrían regresar, a elección de Juana, a cualesquiera de esos condenados Estados Federales, siempre que no fuera a California desde donde se divisaba la cárcel de Alcatraz. Podrían casarse, disponer de préstamos preferenciales, es­ tablecer

ese objeto, preguntándose cómo demonios armaban a Batman en Chile, puesto que no daba con el aparato de control. Una sonrisa incomprensible —en realidad del más puro sarcasmo— se dibujó en la parte de la cara que el capuchón del examinado dejaba al desnudo. — ¿Cómo estoy, Godoy? Batman volvió a perder la sintaxis, volviéndose hacia la 19 secretaria, la cual, a su vez, era traída por su jefe a otro rincón del encuadre. — ¿Qué estar diciendo esto? El objeto aludido aprovechó la ocasión que se le

actitud algo fetal, envolviéndose en sus alas como en una manta, en un sillón suspendido del tamaño y la forma de un huevo del ave Roe, imprimiéndole a éste, con la punta de un pie, el balanceo de la cuna de un pionero, meciéndose, fuera del tiempo, en el lugar apropiado. Un inmenso fragmento de la cordillera de los Andes se presentaba ante su vista —réplica de los montes Rocallo­ sos— y la luz de la luna menguante azulaba este paisaje congelado del Tercer Mundo, con sus célebres nieves eternas,

Download sample

Download